Website Chat

Mi carrito 0 items: 0,00 €

Contacta en: central@houseplant.net

914 483 176

Móvil: 676 505 358

We speak English!

Lunes a viernes 11:00 - 14:00 y 17:00h - 20:30h 
Sábados de 11:00 - 14:00

C/ San Vicente Ferrer nº 14- 28004 Madrid

Semillas de Marihuana: Cannabis Sativa, Cannabis Indica y Cannabis Rudelaris.

 

 

 

 

 

 

Uno de los aspectos mas interesantes de la marihuana es que esta planta lleva creciendo miles de años en diferentes regiones del mundo, dejándonos una gran variedad genetica dentro de las tres subespecies del cañamo indio, el Cannabis Sativa, Cannabis Indica y Cannabis Ruderalis. Además de las diferentes variedades que se crearon de forma natural, en los últimos años también hay que añadir todos los híbridos que se han creado de forma intencionado por bancos de semillas y por amantes del cañamo. Estas mezclas geneticas son mezclas que en la naturaleza dificilmente se hubiesen dado, mezclando por ejemplo algo de genetica de Afganistán, de Brasil y de Tailandia, dando como resultado la archifamosa AK-47 de Serious Seeds. En estos últimos años se están viendo híbridos hechos a parte de otros híbridos, llegando a hacer mezclas realmente sorprendentes, con unos matizes y unos aromas increíbles.

Las mejores semillas de Marihuana.

Las tres subespecies originales del cañamo se adaptaron de diferentes maneras a los diferentes entornos y climas en los que se encontraron. Así, las variedades Indica de Asia Central tienen un periodo de floración mas corto porque en esa región cuando entra el frío del invierno las plantas tienen que haber completado su ciclo de vida, incluyendo la producción de flores/semillas en las plantas hembra. De otra manera, morirían antes de haber tenido descendencia, o sea, semillas. Las variedades Sativa son de regiones tropicales del mundo, donde practicamente no hay invierno. Por eso, estas plantas tienen mas tiempo para producir sus semillas, y por lo tanto nos encontraremos que el periodo de floración necesario para madurar bien los cogollos será mas largo, incluso plantando en exterior. Las necesidades de las plantas vienen marcadas por la genetica, y nos encontraremos con los mismos patrones de crecimiento incluso plantando esa semilla en interior.

Un renglón aparte merece el Cannabis Ruderalis. Esta especie era poco conocida debido al hecho de que la planta no es psicoactiva, llevando un porcentaje de THC de un 0.5%, similar al cañamo industrial. Crecía en ciertas regiones del Cáucaso y Rusia septentrional, en unas regiones tan frías que su periodo de vida era aún mas corto que el del Cannabis Indica. Estas plantas son mas bajas y producen de forma natural menos flores que las otras, sin embargo tienen una característica genética interesante: La planta viene preprogramada para la autofloración, al cabo de un tiempo empezará a producir cogollos independientemente del fotoperiodo que esté pasando. Esto hace que sea posible tener unas plantas en floración en el exterior incluso en meses en los que haya mas de 12 horas de luz diaria. Semillas de Marihuana.

Variedad de semillas de Marihuana.

Aunque en sí el cultivo de Cannabis Ruderalis no era interesante, la mezcla de estas características genéticas con otras variedades de Cannabis Indica y Sativa llegó a producir la famosa LowRyder, la primera autofloreciente del mercado. Aunque su marihuana no era especialmente buena ni potente, además de tener unas bajísimas producciones de unos 8 gramos por planta, fue la primera vez que se pudo pasar una planta de marihuana psicoactiva a floración teniendo 18 horas de luz diarias.

Con el paso de los años lo que parecía quedarse en anecdota empezó a cobrar importancia con la llegada de la segunda generación de las autoflorecientes. Estas daban mayores producciones de cogollos de mejor calidad, llegando incluso a ser inconfundibles con las variedades clasicas, no autoflorecientes. De hecho, hay que decir que España ha sido de los países mas importantes de la revolución de las autoflorecientes. Una gran parte de las variedades autoflorecientes (también conocidas como automáticas) que existen en el mercado son de bancos de semillas españoles. Esto es entre otras cosas porque las autoflorecientes son especialmente interesantes para climas como el que tenemos en España, donde podremos sacar 2 cosechas en el mismo verano por lo corto que es el periodo de vida de estas nuevas variedades. Por lo general habría que contar con unas 10 semanas desde la germinación de las semillas hasta la cosecha de la planta. Cuantas mas horas de luz directa reciban, mas crecerá la planta.

La primera casa que consiguio sacar al mercado un hibrido de autoflorecientes fue Joints doctor Grass O Matic, actualmente con una amplia variedad de semillas autofloraci’on para el cultivo de exterior.