Website Chat

Mi carrito 0 items: 0,00 €

Contacta en: central@houseplant.net

914 483 176

Móvil: 676 505 358

We speak English!

Lunes a viernes 11:00 - 14:00 y 17:00h - 20:30h 
Sábados de 11:00 - 14:00

C/ San Vicente Ferrer nº 14- 28004 Madrid

Medidores de PH y EC. La importancia de medir la acidez y la electroconductividad del agua.

Para esta breve explicacion nos vamos a centrar en los riegos a mano, puesto que los riegos automatizados son mucho mas complejos y para nada recomendables en nuestro primer cultivo. Los conceptos de pH y EC son absolutamente básicos para poder tener un control sobre el agua que damos a nuestras plantas. b ien el agua que damos a nuestras plantas será esencial para llevar a cabo un buen cultivo.¿Que es el PH?

¿Que es el PH?

De estas dos mediciones seguro que os suena mas el pH que la EC. En el caso del pH se trata simplemente de saber si se tenemos un agua mas bien basica (con un valor entre 7 y 14) o mas bien acida (de 7 hasta 0). Por supuesto que entre todos los posible valores de la escala, entre 0 y 14 los que nos interesan a nosotros son un ambito reducido entre 5.5 y 6.5, puesto que estos son los valores con los que la planta puede hacer la mejor absorbcion posible de los nutrientes del agua. La respuesta simple y resumida es que a nuestras plantas hay que darles un agua con un pH que este alrededor de 6, o sea, un agua ligeramente acida para mejorar la velocidad de absorbcion de los nutrientes por parte de las raices.

¿Que es la EC?

El caso de la EC es menos conocido pero igual de importante. Para explicar que es la EC lo mejor sera dar un simple ejemplo: Si tomamos una medicion de EC de un vaso de agua destilada veremos como su EC es de 0.0, esto significa que hay 0 de particulas suspendidas en el agua. Si en ese momento echamos un gran chorro de nutrientes habra una gran cantidad de particulas suspendidas en el agua por lo que veremos como nuestra EC cambia por ejemplo hasta el 3.0. Esto nos diria que claramente hemos echado una dosis demasiado grande a nuestra solucion nutritiva, la cual produciria problemas de sobrefertilizacion en nuestras plantas, lo cual se manifestaria en hojas con aspecto de quemazón en cuestion de muy pocos dias.

En el caso de la EC se trata de medir cuantas particulas hemos añadido al agua (en nuestro caso, nutrientes) comparando con lo que empezamos (el agua tal y como nos sale del grifo). La EC nos dira cuanto hemos cargado de nutrientes nuestro agua. De esta manera podremos añadirles exactamente lo que deben tener de nutrientes, ni mas ni menos para no tener ni carencias de nutrientes ni sobrefertilizacion.

Muchas veces vereis que el PH y la EC del agua del grifo de vuestra casa sera diferente a la de otra casa, incluso estando estas dos en la misma ciudad. Esto se debe a diferencias en el material de las tuberias, en la antiguedad de las mismas, etc. Por lo tanto, uno no debe fiarse de las guias ni de lo que digan otros y debe establecer directa y claramente cual es el PH/EC de su propia casa para asi ajustar los riegos acorde a ello a partir de ese momento.

Tipos de medidores de pH.

Para medir el pH nos encontraremos con tests reactivos y tests digitales. Los tests reactivos se basan en añadir un poco de nuestro agua del riego a la solución reactiva para así ver de que color se torna la solución. El color que adquiera la mezcla nos dirá el valor de pH del agua comparando con la escala que viene incluida con el test.

Sin embargo, con estos tests no tendremos una lectura demasiado precisa: Podremos saber si nuestro agua está aproxidamente a 5, 6 o 7 de pH, pero no nos dará una lectura con decimales. Los valores idóneos son 5.8 al principio para acabar regando a 6.2 a finales de floración. Como podemos ver, no nos ayudará demasiado.

Además de este problema, tenemos otro mucho mas grave: Los nutrientes de origen orgánico tiñen nuestro agua, por lo que no serán compatibles con los tests reactivos. La elección correcta por lo tanto será un medidor digtal. Estos medidores resolvieron con plena eficacia los problemas que existían previamente con los tests reactivos. No solo nos aportará decimales a la lectura, sino que podremos usarlos en cualquier tipo de mezcla de solución nutritiva. Realmente no se puede ni comparar la fiabilidad de la lectura que nos dará. Además, su inversión inicial se verá recompensada de sobra porque con unos cuidados básicos nos podrán durar muchos años.

 

Como cuidar nuestros medidores de pH y EC

Para poder disfrutar de muchos años de uso de nuestros medidores debemos cuidarlos tal y como son, como instrumentos científicos. Los electrodos de los que vienen provistos son elementos sensibles que pueden sufrir deterioros si no los guardamos con cuidado.

Despues de cada uso de un medidor digital pasaremos su electrodo por debajo de un chorro de agua para que no se seque la solución nutritiva encima del electrodo. Despues de este chorrito de agua dejaremos que se seque bien antes de volver a colocar la tapa protectora encima del electrodo. De esta manera nos aseguramos un secado completo rapido, si colocamos la tapa mientras todavia está mojado tardará mucho mas en secarse.

Los medidores de pH y de EC deben calibrarse cada 20 días. Esto no es un defecto de fabricación de alguna marca, ya que pasa con todos por igual. Sin embargo, calibrar nuestros medidores es algo que apenas nos llevará un minuto cada 3 semanas, por lo que no es un gran esfuerzo.

Para calibrar nuestros medidores simplemente debemos tener disponible solución calibradora. Esta solución no es mas que un líquido cuyo pH se mantiene absolutamente estable a lo largo de los meses. Las encontrarás disponibles en pH de 7.01 y de 4.01, y también de 10.01 aunque sea mucho menos común. Hay mucha gente que solo calibra a 7 porque lo considera suficiente, sin embargo recomendamos que se calibre tambien al 4, para de esta manera darle a nuestro medidor una lectura mas completa del rango de pH.

La forma de calibrar será muy facil, simplemente, abrimos el sobre calibrador, insertamos nuestro medidor hasta la marca y utilizamos el destornillador que viene incorporado para ajustar la lectura al pH que nosotros sabemos que será exactamente 7.0. Despues pasamos rapidamente el medidor por un chorrito de agua y lo apagamos. Al volver a encenderlo volvemos a hacer lo mismo, solo que está vez utilizamos un sobre calibrador de 4.01 y por consiguiente ajustamos la lectura a 4.0.

NOTA: Los sobres hacen referencia a 4.01, 7.01 y 10.01. Este .01 adicional no debe importarnos, simplemente consideraremos que son, respectivamente, solución calibradora a 4, a 7 y a 10, y por lo tanto en la lectura de nuestro medidor ajustaremos simplemente a 4.0, 7.0 y 10.0, respectivamente. Con los medidores de pH el estándar es de 1.413. Por lo tanto, ajustaremos a 1.4 de la misma manera que con los medidores de pH, simplemente girando la rueda con el pequeño destornillador que viene incluído.