Website Chat

Mi carrito 0 items: 0,00 €

Contacta en: central@houseplant.net

914 483 176

Móvil: 676 505 358

We speak English!

Lunes a viernes 11:00 - 14:00 y 17:00h - 20:30h 
Sábados de 11:00 - 14:00

C/ San Vicente Ferrer nº 14- 28004 Madrid

Monta tu propio equipo de cultivo a la medida de tus posibilidades

¿De verdad es tan complicado montar un armario de cultivo? ¿De verdad son tantos elementos que tenemos que comprar?. En realidad todo dependera de tus medios y necesidades. En base al espacio del que dispongas para cultivar necesitaras un equipo adecuado. Tambien dependerá del tipo de componentes que quieras usar, los diferentes tipos y calidades de los elementos del equipo determinaran el coste y el rendimiento del cultivo.

Mira esta breve lista para ver que necesitas para empezar a cultivar en interior ahora mismo:

Armario cultivo marihuana.

Los armarios son un elemento básico para nuestros cultivos. Nos permitirán hacer un microclima idóneo para plantar, con su temperatura y húmedad idóneas, además de separar a nuestras plantas del ciclo normal de luz, para poder controlar su fotoperiodo de crecimiento o floración. Los tenemos de todos los armarios, desde 60x60 centímetros hasta 200x200. Cuanto mas grande el armario, mas plantas podrás tener.

Substratos para plantas.

Son demasiados los cultivadores que despues de comprar las mejores semillas y los mejores nutrientes cometen el error de comprar una tierra cualquiera y despues se preguntan porqué no se están desarrollando bien sus plantas. La razón es simplemente porque estas tierras bastarán para sacar unas florecillas en un balcón, pero si queremos tener unas plantas fuertes en un sistema de alto rendimiento necesitaremos una tierra con una relación agua-aire mucho mejor, como la que proporcionan las tierras específicamente hechas para el cultivo de cannabis.

Macetas y bandejas de cultivo.

En los cultivos en interior es importante rellenar al máximo el espacio del que disponemos, por lo que las macetas cuadradas deberán ser nuestra elección. Poniendo macetas redondas malgastaríamos mucho espacio. El drenaje será el otro factor a tener en cuenta. Las macetas no pueden quedarse con un charco de agua estancada durante días despues de cada riego. Tiene que haber unos pequeños agujeros, lo suficientemente grandes como para que pueda drenar el agua que no haya absorbido nuestro substrato, pero lo suficientemente pequeños como para que no se caiga el substrato.

El agua que drena de nuestras macetas no debe quedar estancada debajo de las macetas sino que debe ser vaciada rápidamente. Para esto lo mas sencillo es simplemente trabajar con una bandeja de cultivo. De esta manera todo el agua que sobre de nuestro riego quedará recogido en un solo cubo, de forma que nos ahorramos muchas horas de trabajo engorroso.

Iluminación para plantas.

Las bombillas de cultivo nos servirán para sustituir al sol dentro de nuestro armario. Existen de dos tipos, halogenuros metálicos que dan un espectro perfecto para crecimiento y de sodio a alta presión, pensadas para la fase de floración. También hemos pensado en aquellos que quieran ahorrar un poco de dinero comprando una sola bombilla y por eso tenemos bombillas mixtas, que dan una luz con un color (espectro) que viene bien para ambas fases. Siempre será mejor tener una específica para cada etapa de vida de nuestra planta, pero podremos sacar buenos cultivos con una mixta.

También existen diferentes potencias de bombillas. Encontraremos de 150w, 250w, 400w, 600w y 1000w. Las mas utilizadas del mundo son las de 600w. A mayor potencia de bombilla, mas lúmenes recibirán las plantas. A mas lúmenes que reciban, mas grandes se pondrán. A mayor potencia de bombilla, mayor area iluminarán, y por lo tanto podremos colocar mayor número de plantas. La ecuación es así de facil. Por otra parte, cuanto mas alta la potencia, mas aire caliente generará nuestra bombilla en el armario. Este aire será importante evacuarlo rápidamente de nuestro armario o se convertirá en un auténtico horno, y nuestras plantas sufrirán por este calor.

Ventilación para planas.

Para poder evacuar el aire caliente, ponemos un extractor en la parte alta de nuestro armario. Es importante que esté encendido 24 horas el día para mantener la temperatura y húmedad a niveles adecuados.

Además de sacar el aire caliente será necesario ir metiendo aire fresco del exterior. Nuestras plantas consumirán rápidamente el Co2 y necesitaremos aire fresco con Co2 para poder seguir creciendo. Para esto pondremos un intractor en el armario. En realidad, un intractor y un extractor funcionan igual: Se trata de helices que hacen que se mueva un gran caudal de aire. La decisión de como colocarlos es nuestra: O bien pondremos nuestro aparato para que mande aire desde fuera hacia dentro del armario, o lo colocaremos justo al revés para que mande el aire desde nuestro armario hacia afuera.

La forma de colocarlos corresponderá siempre a la lógica: El aire caliente tiende a subir, asi que el extractor para sacar aire caliente lo pondremos arriba, y por consiguiente el intractor lo pondremos en la parte baja del armario, para conseguir un buen movimiento de aire. Siempre se coloca un extractor ligeramente mas fuerte que el intractor, por ejemplo extractor de 125mm e intractor de 100mm, así evitamos la despresurización que sería negativa para las plantas.

Control de olores.

Muchos son los que nos preguntan como es posible cultivar marihuana en un piso sin que los vecinos lleguen a percibir absolutamente nada de su olor. La respuesta es muy facil y económica: Un filtro con carbono activo CKV-4 conectado a nuestro extractor será la única manera de luchar contra el olor. Las moleculas del olor (terpenos) serán neutralizadas al pasar entre las bolitas de carbono activado. A pesar de que los fabricantes aseguran 2 años de efecto, nuestra experiencia dice que al cabo de un año y medio será mejor reemplazarlo puesto que las moleculas del carbono se van degradando con el uso.

Temperatura y humedad para tus plantas.

El control de la temperatura será posible solo si tenemos un extractor potente, sino el calor de nuestra bombilla acabará por achicharrar nuestras plantas. Debemos asegurarnos que no supere los 27 grados, ni baje de los 15. Por debajo de 15 grados el metabolismo del cannabis llega a pararse por completo. En cuanto a la húmedad, durante la fase de crecimiento el armario deberá estar a 60% constante. Tened en cuenta que cuando la bombilla está encencida reseca bastante el ambiente así que podrá ser necesario utilizar un humidificador ultrasonico. Cuando ya estemos en floración bajaremos al 40% para evitar problemas de moho en nuestros cogollos.

Rirgo y acidez y mucho más.

El pH es la forma de medir la acidez del agua de nuestro riego. Los diferentes nutrientes que necesitan las plantas (nitrogeno, fósforo, etc) son absorbidos por las raíces de una forma mas eficiente si este agua tiene un pH de 6.0En cuanto a la EC, esta lectura nos dará la electroconductividad del agua, esto es la cantidad de partículas que hay en suspensión. En nuestro caso con esto conseguiremos controlar que la cantidad de nutrientes que añadimos no sea excesiva para la planta. Al principio no deberemos pasar de 0.8 de EC, durante crecimiento 1.2 y a finales de floración podemos llegar hasta 1.8 como máximo.

Nutrientes para tus plantas de Marihuana.

Nuestras plantas necesitan mucho mas que solo agua para poder desarrollarse bien. Darles solo agua sería como alimentar a alguien solo de agua destilada, sin calcio ni hierro ni ningún nutriente (”comida líquida”). Estos abonos son el equivalente a tener un montón de compost, pero de forma mas cómoda y limpia, simplemente en unas botellas de concentrados ultranutritivos. Existen muchos fabricantes, pero para un primer cultivo simple sugerimos utilizar el maletín “Receta del Éxito” de Technaflora. En este maletín encontrarás todos los líquidos para los diferentes puntos de la vida de nuestra planta: Enraizadores, nutrientes de crecimiento, nutrientes de floración, aminoacidos, hierro y calcio...

Accesorios y herramientas de cultivo.

Una de las herramientas mas baratas que nos ayudará en nuestro cultivo son las poleas Easy Rolls. Con ellas podremos subir y bajar nuestro reflector y la bombilla de una forma muy simple. A medida que nuestras plantas crezcan necesitaremos subir el foco para mantenerlo siempre a unos 45-60 centímetros de las copas de nuestras plantas. Otra herramienta muy simple y útil será un microscopio de 40 aumentos para observar el nivel de maduración de los tricomas, además de poder observar mejor posibles deficiencias y plagas. Una vez recolectado la mejor forma de secar es utilizando nuestras mesas apilables, así ahorraremos espacio.